Los libros se publican también en cómodas y económicas ediciones espiraladas y de letras y márgenes grandes, para favorecer la tarea del estudiante o aficionado, a la vez que alentar la compra de textos originales.

2 comentarios:

el dropi dijo...

Usted es todo un revolucionario.

Subjuntivo dijo...

Un Rey revolucionario, eso soy. Miorá qué lindo. (?)